Capítulo 6: Enfermedades benignas de la próstata

La próstata es la glándula masculina más afectada por enfermedades en los entre 60 y 70 años y su entidad más frecuente es la hiperplasia prostática benigna (HPB). Es una enfermedad casi universal en los varones de edad avanzada. En España se estima que existen unos 350000 pacientes que presentan síntomas prostáticos (Figura 1).

 

Se estima que aproximadamente un 10% de los varones requerirá cirugía prostática en algún momento de su vida por patología obstructiva del aparato urinario.

 

A partir de estudios iniciales de autopsias aportados por Berry et al. (1) la prevalencia global aumenta desde el 8% en los varones de 40 años a más del 70% en los de más de 70 años; estas cifras fueron confirmadas por Arrighi et al. (2).

 

La edad media en la que se vuelve sintomática es a los 65 años (60 años en negros). El conjunto de los síntomas producidos por la HPB se agrupaban en el denominado, clásicamente, síndrome prostático. Actualmente se denominan síntomas del tracto urinario inferior. El aumento de tamaño prostático va unido al concepto histológico de la enfermedad, sin embargo, existen próstatas muy aumentadas de tamaño que cursan sin obstrucción y sin síntomas y viceversa (Figura 2). Los síntomas de esta entidad son inespecíficos y pueden producirse en otras muchas afecciones urológicas. De todo esto deducimos que puede haber pacientes con síntomas y sin agrandamiento prostático, o con agrandamiento prostático y sin síntomas o en los que coincidan ambas circunstancias, y en cada caso puede existir, o no, obstrucción al flujo urinario (3-5) (Figura 3).

UROLOGÍA EN ATENCIÓN PRIMARIA